top of page
  • Maria Somoza

¿Qué futuro tiene mi relación?

Actualizado: 7 ago 2023


Nuestro estilo de apego puede predecir el futuro de nuestra relación


A quien le suene la palabra “apego”, le vendrá a la cabeza la relación de un bebé con su madre. Y es cierto, porque los estudios realizados sobre el apego se focalizaron en el vínculo materno-filial. Sin embargo, como la propia teoría de John Bowlby en 1977 describe, la teoría del apego conceptualiza la propensión a formar vínculos afectivos con los demás y cómo esto se manifiesta mediante la expresión de diferentes emociones. Esto quiere decir, que la teoría del apego, no se limita a los vínculos infantiles, sino a todo tipo de relación que alcanza un nivel afectivo, como puede ser el caso también de la pareja en la edad adulta.

Los diferentes estilos de apego en la pareja se podrían dividir en:

  1. Apego seguro,

  2. Apego inseguro ansioso

  3. Apego inseguro evasivo/evitativo

La pertenencia a uno u otro, se ha formulado en torno a dos factores principales:

  • El grado de miedo/ansiedad de separación (este factor coincide con la categorización filio-parental)

  • Grado de evitación de la intimidad emocional.

El apego inseguro ansioso hace referencia a aquellas personas que anhelan la intimidad pudiendo llegar a obsesionarse debido a su gran miedo al abandono o miedo a la soledad.


El apego inseguro evasivo ve la intimidad emocional e incluso sexual como una amenaza a su propia independencia, por lo que tienden a evitarla. Sin embargo, no tienen ningún miedo al abandono ya que se sienten bien estando solos.

Por último, el apego seguro estaría en el punto medio de ambos factores. No sienten la necesidad de intimidad, aunque no la evitan, pudiendo incluso llegar a buscarla, estando a gusto en ella. Por otro lado, son capaces de encontrar estabilidad tanto con, como sin pareja, por lo que no tienen miedo a ser “abandonados” y el estar en pareja no lo viven como una pérdida de independencia.

 

¿En qué influye nuestro estilo de apego?


El estilo de apego de cada persona, puede ser determinante a la hora de afrontar una relación, sus expectativas de futuro, formas de afrontar un conflicto, actitud ante las relaciones sexuales, forma de comunicación con la otra persona, etc. En concreto, los dos estilos de apego inseguro, tienen formas de afrontarlos de forma prácticamente opuesta.

Cuando ambos miembros de la pareja tienen apegos inseguros diferentes, la inestabilidad y posible dependencia está servida. Cuando el ansioso reclama más intimidad, el evitativo, agobiado, más se aleja, lo que refuerza mucho más el miedo al abandono del ansioso, que sólo puede calmarse con más intimidad por parte de su pareja, por lo que se la reclama, agobiando y alejando al evitativo… El ciclo sin fin.


Entonces, si tengo apego inseguro… ¿Qué hago?


Como en la mayoría de los casos, la respuesta es: Depende. Depende del grado de inseguridad del estilo, del grado de compromiso de cada miembro en la pareja, etc.

Si aún no se tiene pareja, lo ideal es ser consciente de nuestras propias necesidades y expectativas a la hora de encontrar a alguien y ser consciente de si los/las potenciales pretendientes/as, podrían cumplirlas; o si por el contrario, tienen diferentes intenciones. Esto podría ahorrar muchas decepciones. Porque no, el amor no todo lo puede, ni un flechazo hace cambiar por completo a una persona, eso es un mito que dejaremos para las películas de Hollywood.


En el caso de estar en pareja y querer luchar por ella, el punto fundamental es, de nuevo, ser consciente de las necesidades de ambos miembros y que ambos se comprometan a mejorar la situación si esta está deteriorada. Asimismo, ambos podrán expresar sus necesidades de manera eficiente, pudiendo alcanzar puntos en común con compromiso mutuo.


Esto supondrá que ambos podrán acercarse más al estilo seguro, favoreciendo una comunicación asertiva eficaz que lleve a soluciones en lugar de a más conflicto, escuchando y respetando las necesidades de ambos. Pero siempre hay que tener en cuenta: No es cuestión de que uno de los dos cambie completamente su forma de ser, demostrando así “el amor por tu pareja”; eso con el tiempo acaba siendo insostenible y una fuente de profunda infelicidad..

Si quieres más información sobre los servicios basados en evidencia científica para trabajar tanto el estilo de apego como los problemas de pareja, reserva tu entrevista inicial gratuita con nuestro equipo de profesionales de salud menta.

Estamos a tu lado, reserva hoy tu sesión con uno de nuestros profesionales:


Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page